El negativismo, el oposicionismo, la desobediencia,  las rabietas, etc..., constituyen parte de los trastornos de conducta más habituales durante la infancia y la adolescencia. Muchos de estos niños presentan un escasa empatía o reciprocidad emocional hacia otras personas Estos problemas, parecen ir incrementándose en su intensidad, frecuencia y lo que es más significativo: la edad de inicio cada vez es más temprana. Son exigentes, intolerantes y pueden llegar hasta la agresión si se les contraría en sus demandas. Son niños que no admiten el no.

Desde este centro enseñamos estrategias y técnicas de autocontrol para que los niños mejoren su conducta. De igual forma se trabaja con los padres mediante pautas de cómo mejorar las situaciones.

 

 

 

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted