Las pesadillas, los terrores nocturnos, los miedos en general y el temor a no poderse dormir son causas muy habituales por las que los niños y adolescentes no pueden dormir por las noches.

Lo más importante es conseguir reconocer que hay un trastorno de sueño que está afectando a su hijo para poder empezar cuanto antes a resolverlo.

Desde este centro y en pocas sesiones podremos ayudar a vuestro hijo y a vosotros.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted